Temor a lo desconocido

October 19, 2018

Somos los alumnos de 4º año economía “A” del colegio San Ramón Nonato y en este debate vamos a tratar los siguientes temas que venimos trabajando en clase: futuro, juventud y estereotipos.

Temor a lo desconocido

 

Nos encontramos en este congreso para hablar de la situación que estamos pasando actualmente como adolescentes y ayudar aquellos que estén pasando por la misma etapa. El motivo por el cual estamos usando estas máscaras es el miedo de estar en frente de tanta gente (ocultando nuestra identidad), ya que nos puede hacer pasar un momento vergonzoso, además la mascara es un signo de representación ante una doble personalidad que utilizamos frente a un grupo de personas que no conocemos.  Cuando hablamos de estereotipos, nos referimos a aquellas características que se le atribuyen a un grupo de personas, generalizando y dejando de lado su individualismo. Esto es un problema que afecta a toda la sociedad, y especialmente a los jóvenes, dado que están en un proceso de formación de su identidad, y necesitan ir moldeando su forma de ser, gustos, etc. El termino juventud refiere a la porción de la sociedad que tiene una edad entre los 12 y 19 años aproximadamente dado que en ese periodo de edad se encuentra la pre-adolescencia y posteriormente la propia adolescencia. Esta porción de la población, próximamente se hará cargo de la sociedad, en un futuro. El futuro es el porvenir, todos aquellos sucesos que nos pasaran a lo largo de nuestra vida.

 

En las obras teatrales de la Antigua Grecia, los actores usaban máscaras para representar a los personajes. Estas se llamaban en griego “prosopon” y más tarde, en  latin “per-sonare” que significa “sonar a través de” ya que mediante ellas el actor interpretaba su rol y hacía sonar su voz. De allí, podemos decir que viene el término de persona. Persona, por lo tanto, significa, usar una máscara. ¿Ante quién? Podemos decir que el término “persona” puede entenderse, en esta línea, con la máscara social que cada uno de nosotros utiliza en el día a día. Entonces, las máscaras, son métodos que encuentran las personas para esconder sus inseguridades, falseando su identidad. Usando este recurso la persona no sería uno mismo en plenitud sino que estaría modificando algunos aspectos para sentirse cómodo y/o aceptado, es decir, para pertenecer. ¿Cómo podemos hacer para que la sociedad nos acepte tal cual somos sin necesidad de recurrir al uso de las máscaras? ¿Podemos estar libres de máscaras? ¿Es posible no usar máscaras? Nosotros pensamos que hay que mostrarse tal cual somos en todos los aspectos ya que si no lo hacemos comenzamos a ser el “otro” en el “yo”, lo cual no sería nada justo ya que el otro debería aceptarnos como somos. La pregunta sería, “¿cómo se logra esto?”

 

Los adolescentes nos encontramos afectados continuamente por los estereotipos transmitidos por las redes sociales y los medios de comunicación que nos dominan y guían nuestras vidas. Un estereotipo tiene cierta responsabilidad a ser cumplido por los prejuicios sociales sobre una falsa generalización. Al guiarnos por los demás o los estereotipos grupales dejamos de ser nosotros mismos. Es por esto que tenemos que intentar, la mayoría de veces, de tomar nuestras propias decisiones ya que si no terminamos siendo influidos por otros y perdemos nuestra libertad y responsabilidad. Un estereotipo puede beneficiar o no a la persona que lo sigue debido a que todos llevan sus consecuencias, las cuales podrían afectar a nuestros futuros. Un ejemplo concreto puede ser los estereotipos físicos de las redes, a una persona con poca personalidad o no, puede traer ciertos cambios negativos a futuro intentando ser, constantemente, alguien que no es y no asumiendo, por lo tanto, la propia responsabilidad de construirse y descubrirse a sí mismo, su presente y su futuro.

 

El futuro para el adolescente, es incierto. No sabe con qué se va a encontrar al salir de la adolescencia. Siente miedo y presión al saber que carga con una responsabilidad tan importante. Muchas familias, en especial los abuelos, son los que mayormente nos repiten esta frase ("sos el futuro"); al principio parece un juego, pero a medida que pasan los años, el momento de volverse independiente, va llegando, poco a poco para invadir el deseo de vivir libre de responsabilidades. En algún momento, llega y se hace presente, muchas veces, chocando con la realidad. Esta transición repercute fuertemente en el adolescente y por eso es importante que nos acompañen en este camino para poder superar estos miedos. ¿Cómo? Creemos que el miedo es una emoción que no es ni buena ni mala. El miedo es una emoción que nos ayuda, muchas veces, a huir de aquello que nos significa una amenaza. Pero, el futuro, ¿es una amenaza? Creemos que el futuro, puede presentarse como una amenaza, sólo si dejamos que así sea, ya que cuando uno aumenta sus recursos, investigando y descubriendo quién es y qué quiere, qué carreras existen, dónde estudiar y quién quiere ser, resolver estas preguntas, puede ayudarnos a salir del miedo. Por eso, les decimos que miedo vamos a tener, pero la cuestión, es, ¿qué hacemos con esa emoción? No nos paralicemos; investiguemos y busquemos, aumentemos los recursos y resolvamos.

 

Por esto, para concluir queremos decir que para estar cómodos y satisfechos en su día a día (lo que desencadenaría un futuro óptimo) la juventud tiene que saber llevar los miedos, e inseguridades. Si los jóvenes tienen un buen presente, el futuro seguramente también lo será. Por el contrario, si las cosas en la actualidad no funcionan correctamente, muy posiblemente el futuro estará plagado de inconvenientes y problemas. Tenemos que luchar contra las opiniones malintencionadas de los demás, ignorarlos y trabajar a pesar de eso para mejorar, no por el hecho de satisfacer al otro sino para estar conforme con uno mismo. Deberíamos eliminar las máscaras de nuestra vida cotidiana, no deberían ser necesarias. Si una persona A juzga a una persona B por ser/actuar de determinada manera, la que está equivocada y debe cambiar no es la B, sino la A. Está normalizado en la sociedad que uno se adecúe a lo que el otro piensa tan sólo para no ser rechazado/criticado pero es un pensamiento que sólo nos puede llevar a la muerte de uno mismo. La sociedad en la que la juventud, posteriormente se desarrollara no será la misma en la que se desarrollaron nuestros antepasados y tampoco en la que se desarrollarán nuestros descendientes, ya que el tiempo corre, y con ello, también las sociedades. Lo desconocido atemoriza, pero que no los paralice. Que el miedo sea movimiento y búsqueda. ¿Y las máscaras? Cada cual construye su máscara. Ser impredecible y estar siempre en movimiento es parte de este proceso infinito. Por eso, pensamos que ser uno mismo es, quizá, tener infinitas máscaras, construidas a lo largo de la vida, a través de las distintas relaciones, y ponértela o sacártela cuando quieras. Y si nos juzgan de caretas… ¿qué?

 

Please reload

Otros Artículos

October 19, 2018

October 19, 2018

October 19, 2018

Please reload